Una mejor alimentación, lograr un ambiente de residencia armonioso y dormir tranquila puede lograr una mayor concentración. Buscando el apoyo de una nutricionista cuando es necesario, también la bioterapia (administración de vitaminas y minerales) con el apoyo de médicos pueden evitar déficit de atención en el aprendizaje.
Un factor clave es la dieta que se ingiere, que con frecuencia no es equilibrada en los adolescentes (refrescos, golosinas, conservantes, etcétera).
Otro factor es el exceso de tiempo que las jóvenes dedican a la televisión y videojuegos, redes, omitiendo el uso de materiales educativos.

En otras oportunidades se observa la falta de horas dormidas, por lo cual al día posterior ya están más cansados, intranquilos y con dificultad para concentrarse.
• Complejo Las Musas cuenta con sala de estudios y computación, un lugar específico para realizar las actividades curriculares con suficiente luz y alejado de ruidos.
• Luego del estudio las estudiantes pueden ir al spa para relajarse y tomarse unos minutos de descanso para luego poder retomar sus actividades diarias.
• Las habitaciones son cómodas con baño privado, lo cual ayuda a dormir tranquilas y poder estar bien descansadas para empezar un nuevo día.